Como hemos señalado en comunicados anteriores, el objetivo de Codelco de revertir el dictamen de la Dirección del Trabajo respecto a Servicios Mínimos, llevaba consigo la intención de la empresa de suspender la negociación colectiva de nuestro sindicato.

Esta solicitud de la Administración ya había sido rechazada, en su oportunidad, por la Inspección del Trabajo y luego por el 2do Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago.

Siendo, la Corte de Apelaciones de Santiago, el tercer intento que realiza Codelco para suspender la negociación colectiva y no negociar con nuestro sindicato en los plazos y formas que establece la ley.

Sin embargo, este viernes 9 de marzo, dicha Corte de Apelaciones resolvió que la solicitud de Codelco de suspender nuestra negociación colectiva como medida cautelar, es rechazada categóricamente al pronunciarse sobre la ya mencionada solicitud diciendo: “NO HA LUGAR POR IMPROCEDENTE”.

Si bien, Codelco podría seguir insistiendo jurídicamente con esta estrategia de no querer negociar con nuestro sindicato, tanto la Inspección del Trabajo, como el poder judicial han entregado respuestas similares, en cuanto a que nuestro proceso debe seguir los plazos y procedimientos que señala la ley.

Bajo este escenario jurídico, hacemos un llamado a la Administración, para que dejemos a un lado la judicialización de la negociación colectiva y avancemos en la solución de las aspiraciones y problemas de los supervisores a través del diálogo dentro del procedimiento reglado de negociación colectiva, en las mesas de negociación concordadas la semana pasada, materializando la discusión que ambas partes consensuamos, en cuanto a que el objetivo de las partes es concordar acuerdos que recojan las demandas de la supervisión, concentrándonos en el futuro de la División y no dilatando más este proceso.

Compartir