En el marco del aniversario 66 de la Concentradora, Ricardo Calderón Galáz, Secretario del Sindicato de Supervisores de Codelco Norte, junto con enviar un fraternal saludo a todos los socios y socias que componen el área, aprovecha esta oportunidad para señalar cuál es la visión que esta institución tiene respecto al presente y futuro de esta importante área,  así como también al rol que le compete al Sindicato con los profesionales de la misma.

Asumir en conjunto los desafíos que debe enfrentar hoy la Concentradora es lo que ha permitido poder avanzar y superar los diversos obstáculos, esto porque esta área ha sido capaz de respetar los  diversos roles y funciones que tenemos tanto Administración, DDSS, profesionales y trabajadores. Y si bien, no hemos estado exentos de problemas, esta apertura al dialogo, la transparencia en el actuar y el respeto por la diversidad de opiniones, nos ha llevado a solucionar de forma profunda los diversos problemas.

Como Sindicato, valoramos la preocupación que la Gerencia ha manifestado por la seguridad de sus trabajadores, mostrando su inquietud no sólo en el discurso, sino también en las acciones, y pueden tener claridad que en esa línea, tendrán todo el apoyo del Directorio, pues uno de nuestros focos está puesto en cuidar al profesional.

También  valoramos de sobremanera la importancia que se le da a la experiencia de nuestros supervisores más antiguos y la confianza a los más nuevos. La capacidad de construir sinergia entre la diversidad generacional, es sin duda una de los focos que asegura un éxito frente a procesos en que debe convivir la innovación con el “know how”.

Sin embargo, como dirigentes sindicales, sabemos que hay temas que corregir y mejorar en términos de reconocimiento y respeto a la Supervisión.  En un ámbito macro, nos referimos a los derechos fundamentales, partiendo por el respeto a la dignidad, también a una equidad de género real, tanto en reconocimientos como en retención profesional.

Específicamente, debemos profundizar una real igualdad y transparencia en oportunidades respecto al desarrollo de carrera, compensar y respetar el descanso luego de los turnos de trabajo, y sobre todo asegurar que la Administración entregue tranquilidad y respaldo respecto a las responsabilidades que deben asumir los supervisores como administradores de contrato, jefes de proyecto, etc.

El desafío de Chuquicamata subterráneo, es una meta a la que debemos aportar todas las áreas, todos los actores de esta División, y para eso, este Sindicato necesita la participación de los socios y socias que lo componen, porque requerimos que los nuevos proyectos, no solo consideren la mirada técnica, sino asegurar la empleabilidad de la Supervisión, y para eso las nuevas prácticas y desafíos laborales  que deba ejecutar los profesionales, deben contar con mayor apoyo por parte de la empresa, donde se empodere el rol de la supervisión y se den garantías de respaldo frente a la estabilidad laboral. Ese es el camino que está diseñando este Sindicato.

Compartir