Este lunes 20 de agosto, el Directorio del Sindicato asistió a una reunión invitado por la Gerencia de RRHH, donde ésta presentó el diseño y la forma en que ha planificado aplicar, a partir de este año, el SGD para los trabajadores de la División, junto con conocer los ámbitos de evaluación que serán considerados, la distribución porcentual de estos y los plazos para definir diversos hitos como la planificación, evaluación y retroalimentación, entre otros.

También se explicó el motivo que lleva a que después de muchos años se considere esta herramienta para los trabajadores, la cual apunta a generar transparencia en la toma de decisiones respecto al desarrollo de los mismos, así como también generar, a través de esta instancia de evaluación, una comunicación más fluida y continua entre el supervisor y los trabajadores. Esto último, argumentado en el hecho que serán los supervisores quienes directamente deban aplicar la evaluación a los trabajadores que tengan a cargo, buscando validar y resaltar el liderazgo de la Supervisión.

Al respecto, el Directorio valoró positivamente el hecho de aplicar mecanismos transparentes que con evidencias objetivas, puedan definir las estructuras de movilidad para la organización, evitando sensaciones de arbitrariedad o injusticia frente a estos procesos.

Sin embargo, a juicio del Directorio existen problemas estructurales que, afectan a la Supervisión y que deben quedar resueltos antes de comenzar la aplicación del SGD en las diversas áreas de trabajo.

El problema principal tiene relación con la carga de trabajo que actualmente tiene la supervisión, ya que sin duda, esta nueva responsabilidad implicará dedicar tiempo a esta actividad, la que se suma a la gran cantidad de tareas que actualmente tienen los profesionales, y que también tiene relación con las diversas priorizaciones de funciones, planificación  y control que la misma Administración exige cumplir a los mismos, más aún considerando lo ajustado que hoy están las dotaciones de supervisores(as) en todas las áreas de trabajo. Por lo que, frente a esto, el Directorio preguntó cuáles serán las actividades que se dejarán de realizar para poder cumplir este nuevo desafío y equilibrar el tiempo de trabajo con las exigencias y priorizaciones que se exigen.

Junto a esto, el Directorio también señaló como punto a analizar el hecho que trabajadores y profesionales en la División, tengan distintos tipos de jornadas de trabajo, lo cual podría dificultar el proceso, en cuanto a la definición que se dará para establecer el grupo, guardia o turno que deberá evaluar él o la supervisora.

Frente a esto, la Administración expresó que se analizará y considerará lo cuestionado por el Directorio Sindical, rescatando que en las áreas donde se ha visto este proceso, los profesionales han mostrado plena satisfacción con esta nueva labor, siendo estos los que señalaron que deben ser ellos directamente quienes evalúen a los trabajadores, y no los jefes de turno.

Ante esto, el Directorio continuará analizando esta responsabilidad y estará atento a consultas u observaciones que los socios (as) hagan llegar a nuestro Sindicato, insistiendo que si bien se evalúa de forma positiva que se empodere el rol de la supervisión y que se generen mecanismos objetivos para definir el desarrollo laboral, se debe cautelar ante todo la carga de trabajo en relación al tiempo y nivel de responsabilidad de los supervisores(as).

Compartir