krpano;spheretocube;spheresize=11480x5740;cubesize=3654;

Durante esta semana, Codelco informó a través de un comunicado público, que se encuentra analizando el “potencial cierre de la Fundición Ventanas” – ubicada en la zona de Quintero y Puchuncaví, en la Región de Valparaíso -, noticia que ha generado un importante revuelo en el mundo de la minería, toda vez que la inversión de dicha operación ha sido millonaria.

En el documento de la cuprífera, se señala que “la operación ubicada en Quintero exhibe hoy el mejor estándar ambiental de su historia, con una inversión de 160 millones de dólares en los últimos cinco años (…) Sin embargo, las crecientes exigencias ambientales y económicas desafían su sustentabilidad”.

Ante este escenario, y a lo que significaría para la Empresa, el Directorio del Sindicato de Supervisores de Codelco Norte, fue enfático en señalar que “creemos que es una irresponsabilidad. No se puede tirar plata por la ventana y en este sentido, este Directorio está con el Sindicato de Ventanas y con todos los trabajadores y trabajadoras a quienes esta decisión pudiera afectarles”.

El Directorio agrega que es una determinación que debiese analizarse minuciosamente, y es que es ésta la primera División de Codelco en cumplir con los estándares medio ambientales que hoy en día decreta la Ley. “Vemos en este sentido una contradicción, el invertir tantas sumas de dinero, para luego botarlas. Lo que aquí debió haberse pensado es cómo invertimos en estandarizar nuestras fundiciones para procesar nuestro mineral y vender cobre refinado, pero dado que solo en esta División se ha invertido en materia ambiental, cerrarla significa llanamente botar la plata a la basura”.

Cabe destacar que la determinación consideraría sólo cierre de Fundición y no de Refinería, y de acuerdo a la Estatal, “las instalaciones antiguas y de baja escala de Ventanas son poco competitivas y no ofrecen mejores perspectivas en el mediano plazo, por lo que se proyecta que se mantengan las mismas pérdidas de los últimos años, en torno a los 50 millones de dólares anuales”.

Compartir